Entradas

A todas las madres

El Consejo Directivo de la Cooperativa de la Previsión Social quiere saludar en estas fechas a todas las madres en su día.

Somos conscientes que el día de la madre en esta ocasión se lo ubica como una fecha enmarcada dentro del mundo de lo comercial. Si bien eso es cierto, para nosotros quienes conformamos una institución basada en los principios humanistas de las cooperativas de alguna forma necesariamente el aspecto comercial pasa a un segundo plano.

Decimos esto y no es discurso, ya que cotidianamente nuestros esfuerzos se dirigen a rescatar lo mejor que poseemos los humanos y en ese aspecto fundamentalmente se encuentran ubicados los sentimientos, los mas puros y profundos sentimientos que poseemos.

Es por ello que lo que representa una madre, una mujer obrera, campesina, trabajadora educadora, referencia fundamental de una familia simboliza para nosotros el núcleo básico donde se fundamenta nuestra sociedad.

Es cierto que los tiempos cambian. Nadie va a discutir que la cultura, que la visión que se tiene sobre determinados aspectos del mundo en que vivimos es distinta que hace nomás algunas décadas atrás. Estamos seguros que algunos podrán señalar que un homenaje de estas características no es necesario o que se trata de un hecho que pertenece a la cultura de otros tiempos. Sin querer discutirlo ya que la base fundamental de la sociedad democrática es la libertad de pensamiento, quienes integramos esta cooperativa entendemos que la figura de una madre no representa en absoluto la figura de alguien sojuzgado o sometido a patrones encuadrados en la supremacía de una visión patriarcal sino todo lo contrario.

Sería injusto no reconocer que la mujer, y la mujer madre en este caso en particular es un ser pilar fundamental de cualquier transformación en la sociedad. Por más que se quiera discutir y por más legítima opinión que haya el primer contacto humano de nosotros mujeres y hombres, el primer latido coordinado, el primer contacto físico, el primer abrazo, el primer beso, la primera contención la limpia y pura sabia que nos alimenta es la de una mujer, de una mujer madre.

Solo señalar este hecho es resaltar lo esencial, lo más limpio y puro que tenemos los seres humanos.

Hemos escuchado más de una vez que es determinante para la vida de cualquiera de nosotros en sociedad esa relación estrecha que necesariamente debe darse con nuestras progenitoras. Nadie discute que el amor y el cariño que provienen de esa mujer en los primeros años de nuestra vida determinarán la calidad de mujer u hombre que seremos en la sociedad que nos toca vivir.

Es por ello que un homenaje a la madre, más allá del día en particular que se quiera recordar no enerva en lo más mínimo la necesidad de que el reconocimiento se haga en particular en un día. Luego el día siguiente y el que le siga y así sucesivamente el homenaje a cada una de nuestras madres esté o ya no esté con nosotros, será la tarea individual que tendremos los humanos para reconocerlas.

Por todo esto les desea a todas las madres de nuestra cooperativa y del Uruguay un muy feliz día.

CONSEJO DIRECTIVO DE LA COOPERATIVA DE LA PREVISIÓN SOCIAL

0